Abierto al diálogo ante una posible mudanza de reos

El secretario del Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR), Erik Colón Suárez, dejó abierta la posibilidad de establecer un diálogo con la población penal en caso de que comience un proceso de traslado de reos si dan paso al cierre de cárceles.

Tras la reducción en la cantidad de confinados en los pasados años, la agencia evalúa la posibilidad de eliminar penales para reducir costos que alivien las dificultades fiscales que atraviesa.

Ante ese panorama, el movimiento de reos pudiera enfrentar a la administración ante la antigua y delicada situación de los bandos de confinados, cuyas rivalidades en ocasiones ha cobrado la vida en actos de violencia.

“En cuanto a los bandos y grupos, siempre lo más importante es mantener el diálogo con la población correccional”, sostuvo Colón Suárez.

“En cualquier escenario donde haya dos personas o más, probablemente siempre habrá una persona que será como el líder, tendrá autoridad y será el portavoz. Obviamente, yo no me puedo sentar con 10,000, uno por uno, hay que seleccionar, entre los seleccionados quienes quieren llevar la voz”, agregó.

GRUPOS. El funcionario reconoció que dentro de las cárceles hay una variedad de grupos, mientras recordó que algunos están registrados formalmente como asociaciones en el Departamento de Estado.

“Pero dentro del sistema de clasificación (de la agencia), tomar en consideración el hecho de que pertenezca a ‘x’ grupo o no, eso no está reglamentado”, dijo el secretario.

“Sabemos que la experiencia del ser humano a veces dicta más de lo que está escrito. Así que son decisiones que se toman día a día”, añadió.

Por su parte, el gobernador Ricardo Rosselló Nevares expresó que es necesario analizar las causas que han llevado a la merma de la población correccional, de 12,551 en 2013 a 10,500 en diciembre pasado.

“No he visto un estudio que puntualice por qué está pasando esto, pero la realidad es que nos tenemos que ajustar a ello, ciertamente buscando por qué es que está ocurriendo”, sostuvo Rosselló Nevares ayer en conferencia de prensa.

Comentó que, “a nivel global, las sociedades van en la dirección de reducir los crímenes más violentos”, mientras que es importante considerar el factor de la emigración en Puerto Rico.

“Ciertamente hay que prepararnos para esa realidad. Hay varios factores. Algunos los comenté, pero ciertamente amerita mayor estudio”, afirmó.

MERMA EN CIERTOS DELITOS. Según reportó ayer El Nuevo Día, la merma en la población correccional no ocurre en el vacío, pues la cadena de procesos que se dan previo al ingreso de una persona a una cárcel, también se han reducido.

Según estadísticas de la Policía, los delitos Tipo 1 —que son contra la persona o la propiedad— han caído desde un total de 65,197 en el 2010, hasta 43,268. Esto incluye los asesinatos, de 1,164 en el 2011 a 588 en el 2015, aunque cabe mencionar que el 2016 cerró con 679.

Asimismo, la Rama Judicial informó una disminución en la cantidad de radicaciones de acusaciones, de 328,015 casos en el 2011 a 302,677 en el 2015. El último informe anual de la Oficina de Administración de los Tribunales (OAT) indica que para ese periodo “en la mayoría de los asuntos hubo descensos desde 11% hasta 40% en la presentación de casos. En las querellas contra menores se observó el descenso mayor (40%), segundo en las vistas preliminares señaladas (24%), en los casos criminales (20%), y en los casos de la Ley de Tránsito (19%)”. Este panorama incluye una reducción en la cantidad de convicciones por delito registrada por la OAT, de 31,224 en el 2012 a 22,505 en el 2015.

Aunque no hay un estudio específico, entre las posibles razones para la reducción se toma en consideración el impacto en los cambios del código penal, las leyes especiales y la emigración de ciudadanos a Estados Unidos.

Accede a la noticia aqui


Regístrate para

recibir nuestras

 

NOTIFICACIONES 

SÍGUENOS

  • Facebook Long Shadow
  • YouTube Long Shadow
  • Google+ Social Icon
  • Twitter Long Shadow

787.705.0941

© 2016 Observatorio Ciudadano de Jóvenes