Los médicos advierten que los servicios de salud siguen en picada


Sube la deuda de ASEM y le atribuyen a los planes prácticas que afectan a doctores y pacientes

Como si el panorama para la Administración de Seguros Médicos de Puerto Rico (ASEM) no fuera ya lo suficientemente complicado, el secretario del Departamento de Salud, Rafael Rodríguez, confirmó ayer que en los últimos seis meses la deuda de la agencia ha incrementado en $26 millones.


Para junio de 2016, la deuda acumulada de ASEM -que administra el Centro Médico- ascendía a $494 millones. Actualmente, esa cifra asciende a los $520 millones. “Ayer mismo (el martes) me dijeron una mala noticia en la Junta de ASEM. Yo creía que la deuda era de $494 millones...a diciembre de 2016 son $520 millones”, explicó Rodríguez.


La deuda responde a la falta de pago con los suplidores de equipo básico para sostener los servicios que ofrece la primera institución médica del país. “Es triste ver lo maltrecha que está ahora mismo la salud, cuando vemos que tenemos problemas con los fondos de Medicaid, que estamos cabildeando fuertemente en Washington; cuando vemos que el sistema tanto público como privado se está derrumbando”, lamentó Rodríguez.


Las expresiones de Rodríguez surgieron durante la celebración de una vista de la Comisión cameral de Salud que atiende la Resolución 56 que ordena la realización de una investigación exhaustiva sobre los planes Medicare Advantage (MA), Triple_S Advantage, MCS ADvantage, los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS); la organización Aveta y sus subsidiarias en la Isla; Medicare y Mucho Mas (MMM), PMS Medicare Choice y MSO of Puerto Rico.


En la vista participó además el presidente del Colegio de Médicos Cirujanos, Víctor Ramos; y el presidente de la Asociación de Laboratorios Clínicos, Alexis Henson.


Cada uno de los participantes enfatizó la necesidad de investigar las aseguradoras y detener ciertas prácticas que han implementado y que van en detrimento de los servicios de salud en el país.


La prioridad, coincidieron, debe ser la eliminación inmediata de la creación de redes preferenciales y la dilación de las aseguradoras en la otorgación de contratos a los médicos recién graduados.


“Si a estos jóvenes no se les da la oportunidad de ser proveedores de los planes médicos, no pueden trabajar y van a terminar yéndose. Y, son jóvenes que, de verdad, tienen ese amor y fervor por servirle a su país”, expresó el titular.


“Se frustran y se van porque tienen deudas, tienen que vivir, tienen familia”, agregó el funcionario.

Ramos, dijo, que actualmente las aseguradoras tardan entre año y año y medio para responderle a un médico si va a ser contratado. “Porque mientras más controlo los especialistas que entran, más me economizo y empiezo a hacer redes preferidas”, expresó sobre las razones para ese retraso.


Las creaciones de redes preferenciales, abundó Ramos, terminan eliminando a algunos médicos del panorama, ya que aunque podrían ser elegidos por el paciente, el pago de deducible por recibir sus servicios es mucho mayor al del doctor que está dentro de la red preferencial.


A este panorama se añade el hecho de la culminación y modificación de contratos con los médicos de forma unilateral y la retención y denegación de pagos, prácticas que afectan la práctica de la medicina, dijo Ramos.


A pesar de las denuncias, ambos galenos enfatizaron en que son la Legislatura y el Comisionado de Seguros los únicos entes que pueden reforzar la ley de las aseguradoras.


Ramos indicó que el problema principal con la Oficina del Comisionado de Seguros es que no ha ejercido su función debidamente. “Usualmente los comisionados que han venido del sector Salud…actuaban como procuradores de las aseguradoras…el Comisionado lo que tiene que hacer es cumplir la ley”, señaló.


Regístrate para

recibir nuestras

 

NOTIFICACIONES 

¡Tu registro ha sido exitoso!

SÍGUENOS

  • Facebook Long Shadow
  • YouTube Long Shadow
  • Google+ Social Icon
  • Twitter Long Shadow