Retiran la medida que derogaría ley que prohíbe uso de bolsas plásticas


Culminado el tercer día de vistas públicas, el representante Nelson del Valle decidió retirar el proyecto de ley que derogaría la prohibición al uso de bolsas plásticas en establecimientos comerciales.

“Decidí retirar el proyecto porque lo que yo radiqué va a sufrir muchas enmiendas. Preferí retirarlo y luego trabajar un nuevo proyecto o enmendar la ley actual”, indicó el representante Del Valle a endi.com.

A raíz de las ponencias que escuchó durante tres días consecutivos, el presidente de la Comisión de Pequeños y Medianos Negocios y Comercio evaluará la posible radicación de enmiendas para que se permita utilizar fundas compostables, las cuales fueran respaldadas por la gran mayoría de los deponentes, y para que se incluya a los restaurantes en la ley, de manera que tampoco pueda utilizar bolsas plásticas.

Declaró que no estaría apoyando el uso de bolsas biodegradables dado que, según las vistas, “viene siendo más o menos lo mismo, solo que se descompone más rápido”.

El Proyecto de la Cámara 686 de su autoría, proponía dejar sin efecto la ley por ser un cambio incómodo y oneroso para el comercio y los consumidores. Sin embargo, durante las vistas públicas que continuaron en la mañana de hoy, niños y jóvenes de escuela elemental a superior se manifestaron en contra de la derogación por su impacto ambiental y social.

La medida propone derogar la ley 247 que prohíbe el uso de bolsas plásticas y, para ello, se basa en la dificultad que presupone para personas de edad avanzada cargar con los productos en sus manos, los problemas de higiene para el comprador que representa el uso de bolsas de papel o de material reciclado, el costo adicional de las bolsas disponibles para los consumidores y la supuesta baja en el comercio.

Pero para Gabriela Carrasquillo Piñeiro, estudiante de 18 años y representante de la Escuela Secundaria Montessori de Puerto Rico, la ley debe atenderse desde una mirada integral, nutrida por una conciencia social y ambiental, más allá de la comodidad individual.

“Estamos hablando de nuestro entorno y de cómo llevar a cabo un cambio cultural significativo que no esté centrado en el bienestar y comodidad del ciudadano como individuo, de no continuar enajenándonos de las consecuencias que esto causa”, sostuvo la estudiante en su ponencia.

Tanto ella como el resto de los deponentes, resaltaron el impacto ambiental que deja la bolsa plástica, las distintas especies marinas que mueren asfixiadas, las toneladas de basura que se acumulan en los vertederos, las islas de basura que ya se han acumulado en el océano, la huella ambiental que deja su fabricación, entre otras.

¿Bolsas biodegradables?

Al inicio de la vista pública, Del Valle Colón anunció que el proyecto sería enmendado para que en vez de derogarla, se enmiende la ley con el fin de permitir el uso de bolsas biodegradables o compostables. Sin embargo, el estudiante de 9 años, Víctor José Quiñones, de la Escuela Ecológica Niños Uniendo al Mundo, reclamó que “las bolsas biodegradables no sirven ya que tardan bastante tiempo en descomponerse, de seis meses a seis años”.

En la misma página, el Capítulo de Puerto Rico de la reconocida organización ambiental, Sierra Club, sometió una ponencia por escrito en que destacó la necesidad de tomar acciones concretas ante el problema crítico de desperdicios sólidos en la Isla, que actualmente genera más de tres toneladas diarias de basura por persona, situación que empeora por el pobre accesoa programas de reciclaje.

“Incluir las bolsas biodegradables es una falsa solución al problema. Primero, su costo sería mucho mayor para los comerciantes de tener que comprarlas (y) en algunas de sus vertientes, contienen plástico en su composición y, por ende, terminan contaminando el ambiente en su descomposición”.

Por su parte, Eugenio Meléndez de la corporación BioBags Américas, Inc., favoreció que el proyecto de Ley 247 se enmendara para permitir bolsas compostables debidamente certificadas, hechas con aquel material “que puede biodegradarse por acción microbiológica en un corto período de tiempo y sin dejar recursos visibles ni tóxicos”.

Defendió además que en la ley vigente se incluya a los establecimientos que dispensen comida, dado que generan un cúmulo significativo de bolsas plásticas y “no existe ningún impedimento” para que sean incluidos.

Por último, Maribelle Martínez, en representación de ConWaste, se opuso a la medida de Del Valle Colón, a la par que criticó la ausencia de programas de reciclaje y la falta de conciencia ambiental, que incide en un entorno repleto de plástico.

Para leer la noticia en su versión original oprima aquí


Regístrate para

recibir nuestras

 

NOTIFICACIONES 

SÍGUENOS

  • Facebook Long Shadow
  • YouTube Long Shadow
  • Google+ Social Icon
  • Twitter Long Shadow

787.705.0941

© 2016 Observatorio Ciudadano de Jóvenes